La disminución
de la tensión

Cerrar

Norteamericanos y soviéticos comprenden con la crisis de Cuba que, más allá de sus divergencias ideológicas, comparten la misma preocupación fundamental: impedir una conflagración nuclear.

Esta crisis abre una nueva era en las relaciones Este-Oeste: la de la distensión (1962-1979), o de “coexistencia pacífica” según la terminología soviética.

Este período aparece como contradictorio: por un lado se caracteriza por la conclusión de una serie de acuerdos norteamericano-soviéticos (tratados sobre la prohibición de ensayos nucleares en la atmósfera en 1963, tratado de no proliferación nuclear en 1968, tratado SALT 1 sobre los misiles estratégicos en 1972) y por otra parte por un nuevo impulso en la carrera armamentista. Al tomar conciencia de la debilidad de su capacidad de intervención marítima, la URSS decide dotarse –por iniciativa del mariscal Andrei Grechko– de una potente marina de guerra que en veinte años se convierte en la segunda del mundo. Además, en una década, Moscú se equipa de un arsenal de lanzadores estratégicos superior al de los EE.UU.

 

La disminución
de la tensión
Cerrar

Homepage