Alemania:
entre Cuba y Berlín
Cerrar

 

Frankfurter Allgemeine 23/10/62
Frankfurter Allgemeine, 23 de octubre de 1962

Los diarios de la República Federal Alemana (RFA) se felicitan por la reacción estadounidense –que acaba con la incertidumbre y la debilidad manifestada durante los meses anteriores– pero temen una respuesta soviética en Berlín o un regateo sobre la ex-capital; al igual que el Frankfurter Allgemeine Zeitung y el Stuttgarter Zeitung, multiplican los artículos sobre el derecho de legítima defensa de los norteamericanos, incluso a costa de la violación del derecho marítimo.

La población alemana –que durante la crisis conserva su calma a pesar de que se observen ciertas compras masivas de alimentos y productos de mantenimiento– recibe con alivio la distensión que se produce a partir del 25 de octubre. No obstante, a ambos lados del Muro de Berlín, se percibe cierta tensión.

Como en la Unión Soviética, la prensa de la República Democrática Alemana (RDA) se limita durante varios días a publicar informaciones breves y se abstiene de utilizar titulares sensacionalistas.

Pero el 25 de octubre se convoca a una manifestación en Berlín Este que reúne a 250.000 personas, totalmente indiferentes según un observador extranjero.

En Berlín Oeste la opinión pública se preocupa por las eventuales repercusiones de la crisis cubana sobre el estatuto de la ciudad. Por esta razón, Der Tagesspiegel se esfuerza en demostrar que "Cuba y Berlín" no son "intercambiables" como lo son las bases de misiles del Caribe y de Turquía.

El editorialista explica que Berlín no es "un punto de apoyo militar sino una ciudadela de la libertad". Subrayando la firmeza de Kennedy, concluye que "el 22 de octubre de 1962 es la rectificación del 13 de agosto de 1961", día funesto de la construcción del Muro, que no había provocado ninguna reacción aliada.

Der Tagesspiegel 28/10/62
Der Tagesspiegel, 28 de octubre de 1962

El canciller Konrad Adenauer, ya escaldado por la actitud timorata de Kennedy al construirse el Muro, se muestra inquieto y teme represalias contra Berlín, que está a la merced de una operación soviética comparable al bloqueo de 1948. La crisis de Cuba confirma a sus ojos que la seguridad de la República Federal no puede ser asegurada únicamente por los Estados Unidos y concluye que se han de estrechar los lazos políticos y militares con Francia; así se hace a partir de enero de 1963 por la firma del Tratado del Elíseo.

Der Tagesspiegel 28/10/62
Der Tagesspiegel, 30 de octubre de 1962

Die Welt 29/10/62
Die Welt, 29 de octubre de 1962

La opinión alemana, satisfecha por el desenlace de la crisis aunque sin optimismo prematuro, no comparte la actitud del canciller Adenauer.

Así, Der Tagesspiegel estima que Kennedy logra una "victoria" y predice días difíciles para Kruschev. Esto explica que los alemanes en general y los berlineses en particular reserven una acogida triunfal a Kennedy en junio de 1963.

 

Alemania:
entre Cuba y Berlín
Cerrar

Homepage